martes, 25 de marzo de 2014

Miénteme

                      

    
   Aprend tarde la lección de aquel quien, en su día, decía amarme con absoluto fervor…Más yo, estúpido títere sin cabeza, no dudé en ser su fiel esclavo, pues me sometí, a sus constantes desvaríos y me rendí, como necio que era, a sus ardientes encantos los cuales me embriagaron haciéndome perder la razón pues no dudé en creer, a pies juntillas, todas sus quimeras, con las que me embelesé, alimentado la esperanza de este ardiente corazón el cual, sigue llorando en completo silencio…De hecho, mientras ella, yace feliz, yo ando anclado en este torrente de sufrimiento y dolor que emana de mi alma, la cual vaga entre neblinas de tormento, que hacen de mí, el hombre más infeliz del universo, pues preferió sacrificar este amor solo para volar al lado de quien supo seducirla ofreciéndole esa vida de ensueño, que siempre quiso y anheló y con la que fue paliando su mísera ambición…Algo que nunca vi, secillamente, porque estaba ensimismado intentando conquistar un corazón frío exento de amor...




 © Propiedad Intelectual.  Charlotte Bennet.