miércoles, 5 de marzo de 2014

Promesas



  
          
  
  Prométeme que nunca te irás a mi lado. Ni aun cuando la muerte irrumpa para separarnos, tu alma buscará la mía para fundirse en una sola mientras paseamos por aquel bello paraíso eterno, exento de dolor y tormento, donde las horas transcurren entre ecos de alegría y de felicidad.  Más en esta vida terrenal, quiero que me prometas que pese a esos días grises y fríos, intentarás pintarlos de colores puros y armonioso...
  Prométeme que aprovecharás cada instante de tus días como si fueran los últimos, a fin de cuentas, la vida es una efímera caja de sorpresas, que seduce con su magnetismo y encanto, aun cuando el tormento unido a las adversidades intenten, siempre, asolar al ser humano, intentado sepultarlo para toda la eternidad, pero tú, te armarás de valor y coraje, solo para emerger como el Ave Fénix, de entre las cenizas y así poder surcar, con vuelo presto, todos esos mares intempestivos y adversos que dañan tu alma. Porque sé que detrás de tu aparente fragilidad, se esconde, un ser valeroso y resuelto, igual de impetuoso que temerario cuando menos lo espero y al que tanto aprecio y quiero... pues prométeme que llamarás a mi puerta, cada vez que te sientas afligida por el motivo que sea, ahí estaré yo para tenderte mi mano incluso mi hombro, si es preciso, para que descargues todo ese pesar que oprime tu pecho hasta la saciedad, porque no soporto verte llorar entre nubes negras, ni sumida en ese torrente recubierto de abatimiento, sino todo lo contrario...
  Prométeme que volverás a sonreír, dispuesta a derribar esos muros, silenciosos y huecos, repletos de oscuridad solo para buscar esa luz con la que puedas ver con claridad tu enorme valía que tanto te empeñas en ignorar como todo lo demás, porque has de saber, hermosa mía, que estando yo, a tu lado, voy a devolverte la ilusión por vivir… 



  © Propiedad Intelectual. Todos los relatos, novelas y poesías que leéis están registrados. Charlotte Bennet.