martes, 1 de abril de 2014

Rendición



                  
  Me colmas con hermosos halagos que inundan mi ser, al mismo tiempo que me regalas sensuales caricias de amor, que intensifican la magia del momento, la cual nos atrapa en una incontrolada fantasía repleta de pasión donde nos descubrimos con deliciosos roces de auténtica exaltación…
  Mi boca se esparce sobre la tuya buscando tu lengua, derribando, así, cualquier vestigio de timidez que valga, mientras me tomas entre dulces tragos de deseo, recubierto con fuertes dosis de apasionamiento que nos envuelve, haciendo que se desate una sorprendente tormenta de sensaciones, que va más allá de lo lícito, pues en tus brazos siento que muero estremeciéndome al compás de tus acometidas y con tus dedos resucito, mientras mi cuerpo se agita, una y otra vez, alrededor del tuyo…
   Nos encumbramos sometidos a una espiral de emociones, que nos enganchan en una sucesión de armónicos suspiros, los cuales delatan este febril entusiasmo que sentimos el uno por el otro… más jadeamos extasiados, profundamente entregados y rendidos ante tanto derroche de placer que nos atrapa solo para arrojarnos al más bello de los embelesos...




© Propiedad Intelectual. Todos los relatos, novelas y poesías que leéis están registrados. Charlotte Bennet.