martes, 29 de julio de 2014

Agonía

                             
   Me torturas en una lenta y dulce agonía ofreciéndome el más glorioso placer, el cual  no dudamos en saborear cegados por este repentino deseo, que fluye de nuestros cuerpos como una apasionada llama repleta de excitación, que quema nuestras entrañas, incitándonos a desnudarnos, con suma premura…tu mirada se clava en la mía en un incesante ruego, exento de palabras fruto de la apetencia que brota entre nosotros. De hecho nos devoramos a merced de una loca y arrebatadora necesidad, que fluye, ardientemente, recorriendo todo nuestro ser. Mis manos se funden en tu pelo, tirando de él...sonríes acariciando mi piel, logrando erizarla de un modo seductor, intensificando, así, este trepidante juego de dos que perdura en el tiempo…tomas de mis labios, lo que yo de tu perfecta fogosidad, la cual dulcifico con largos y profundos besos cargados de pasión, que tú transformas en toda una agitacion...
  Jadeos entremezclados con exaltados suspiros entrecortados …gotas de sudor que impregnan nuestros cuerpos en un creciente ardor....susurros de amor que alegran el corazón hasta la extenuación… fantasía hecha realidad repleta de felicidad que nos atrapa, y nos envuelve en un repentino embrujo al que nos rendimos, totalmente, saciados pero sin dejar de avivar esa candente llama que enamora nuestras almas…
                                         
                                      Dedicado a tod@s vosotr@s. :)  



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.