jueves, 21 de agosto de 2014

Adversidad

                         
    Aliento a mi corazón a que resista valeroso ante la adversidad, que aguijona mi ser cual abejas libando el polen de una flor envenada de dolor, pues apenas me quedan lágrimas, la sonrisa me rehúye…si acaso la sombra del desafecto me acompaña, mientras me aferro a esta maleta impregnada de recuerdos, ahora convertidos en cenizas, y sollozos ahogados que encogen mi alma, perdida en un horizonte lejano, donde el sol no sale, y todo evoca a la soledad.
 
© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.