viernes, 5 de septiembre de 2014

Mundo imaginario

                            
   Nunca pensé que fuera a formar parte de tu extraño mundo imaginario, pero mi alma se vio hábilmente cautivada. De ahí que acabara adentrándose, poco a poco, en tu universo particular, aderezado con mentiras y engaños, disfrazados a modo de verdad, y que yo creí en medio de un remolino recubierto de lamento y sufrimiento, los cuales fueron consumiendo mi pobre existencia. Pese a ello continué con aquella farsa, y tanto que incluso mendigué tu atención, a cambio de una constante humillación que se ocupó de sepultar aquella ilusión, hoy extinguida como una llama perdida en la nada. 
  De hecho ya no queda ni rastro de aquella ilógica pasión que manipuló mi corazón, crédula máquina de amor, que latía con fuerza en aquel ilustre altar, donde no dudaste en sacrificarme en nombre del más aciago desamor; sombra nefasta cuyo afán es reclutar espíritus abatidos, tristemente, sometidos a una perpetua tortura, que se extiende en el tiempo como una terrible condena, solo por haber amado a la figura equivocada...


  ¡¡FELIZ FIN DE SEMANA A TOD@S!! ¡¡BESOS A MONTONES!! :)



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.