domingo, 7 de diciembre de 2014

Dudas

                           


    Me ha bastado con posar mi mirada en la tuya para que mi corazón se estremezca, sintiendo la frialdad que habita en tu alma errante, hoy perdida entre los aledaños de ese temor que te envuelve y del que no te quieres desprender, por más que te intenté socorrer ofreciéndote todo cuanto había en mi ser...pese a ello, prefieres condenarme silenciando mis emociones, así como aquellas ilusiones que quedaron solo en palabras arrastradas por el viento, las cuales fomentan en mi una tortuosa aflicción que no parece tener fin…ya que sigues jugando diciendo que me quieres sin querer tenerme a tu lado, mientras te escudas tras una fría máscara forjada por tu sombrío mundo impregnado de dudas y confusión que ahogan mi existencia...Razón de más para no continuar sufriendo por quien sólo desea morar siendo esclavo de su propia oscuridad… 



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.