domingo, 25 de enero de 2015

¿...?




   

     ¡Hola, amig@s!
  ¿Qué tal estáis?... Quiero compartir con tod@s vosotr@s estos escritos. Me encantaría que les pusieseis  título…¡muchísimas gracias! ¡¡Besos a montones!! :)    

  
                                 
   Un adiós brotó de la nada, nadie preguntó el porqué… sino que accedimos a emprender caminos distintos, mientras hacíamos enmudecer toda una vida repleta de emociones, hoy estancadas en un laberinto recubierto de penumbras y pesares, ya que el dolor amenaza con desgastar nuestro aliento ante tanto sufrimiento, el cual nos arroja a padecer un nefasto tormento…puesto que continuamos girando alrededor de nuestra empobrecida sombra, ahora atrapada en un profundo agujero exento de luz y esperanza, siendo la pena nuestro aciago refugio…                               
                                  
   Nunca debí de permitir que mi corazón latiera súbitamente ante aquella pasión hilada a modo de seducción que nubló mi razón…a la que me rendí exhortada por aquel dulce espejismo, el cual no dudé en perseguir solo para acabar desnudando mi alma sin saber porqué ni ante quién lo hacía…dado que me entregué a los brazos del pecado con los ojos vendados, el cual me brindó su sabor más amargo…mientras aquella promesa resonaba en mis oídos, ahora ensordecidos ante el sigilo de aquél que juró que nunca me olvidaría, aun cuando hoy su ausencia me acompaña en esta excelsa soledad...

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet