martes, 23 de junio de 2015

Universos imaginados





                                               
                          

Amanecer incierto,
remendado con lágrimas
vertidas sobre el pecho,
que arrojan a la locura
solo por sentir el rejón
clavado en el corazón…
quien apenas
emite un quejido,
sino un desgarrador chillido,
mientras desentierra
el nombre del ausente,
creyendo que  resurgirá
de la indiferencia
solo para sembrar el afecto...
cuando los labios
eran dóciles,
y las manos jugaban
a desgranar el secreto,
que habitaba en el lecho
de aquel edén
dibujado sobre la piel desnuda,
que unía 
ambos universos imaginados…
 funestamente extinguidos 
como el sonido
de aquellas campanas,
que repican dolor…
… frente a la desesperación...

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.