lunes, 29 de septiembre de 2014

Decadencia




                              


  Contemplo, en silencio, el reflejo de mi propia decadencia acompañada por un indesciptible tristeza que asoma a través de mis ojos, mientras mis labios esbozan una leve sonrisa decrépita al recordar lo que antaño fui y ahora soy: una funesta silueta fantasmagórica que malvive a merced de un amor desdichado, el cual envenena mi alma hasta el extremo de hacerla agonizar en una lenta cadencia. De hecho no existe antídoto alguno para semejante dolor que emerge cual daga incrustada en el pecho. Ni tan siquiera estas lágrimas son capaces de aplacar tanta consternación…ya que continuo atrapada entre los aledaños de la propia desesperanza, mientras siento cómo mis manos se pierden en el vacío del más terrible olvido, aquél al que me has sometido sólo por haberte querido. No obstante, es así como me recompensas; empujándome a un espeluznante abismo impregnado de oscuridad imposible de sortear...


  Con este post me despido momentáneamente de tod@s vosotr@s. Muchísimas gracias por vuestro apoyo incondicional, y por hacer que esta aventura literaria sea igual de mágica como hermosa...besos a montones!! :) 



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.