miércoles, 25 de febrero de 2015

Encadenada

                                           


   Encadenada a esta repentina soledad, me olvidé de lo efímero que es el tiempo, y lo súbito que transcurren las horas, ahora que el vacío me reclama para mostrarme lo desolada que queda el alma cuando el frío llega y se instala con sumo sigilo, transformando los días en vanos recuerdos que atormentan la existencia de este corazón hendido, y hundido en el dolor, quien se lamenta entre ruegos y silencios, anhelando poder sobrevolar esta profunda sima impregnada de oscuridad…donde me hallo atrapada a merced de estas lágrimas que caen a modo de escarcha, ya que nada parece existir, ni tan siquiera la sombra de mi propia estampa…

 
¨El ser humano puede soportar una semana de sed, dos semanas de hambre, muchos años sin techo, pero no puede soportar la soledad¨ Paulo Coelho, novelista brasileño. 

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet