viernes, 24 de octubre de 2014

Funesta realidad

                                    


  ¿Por qué permitimos que el orgullo hablara, y de él brotara la amargura? ¿Por qué nos dejamos vencer sin tan siquiera luchar en lo que creímos? ¿Por qué esta inquietante agonía, que ahoga en nuestro ser?... Preguntas hechas al viento, el cual escucha este triste lamento...pues tal parece que no existe amor sin dolor, ni congoja sin razón, dado ¡qué triste y vacio se queda aquél que ama desde el corazón!…funesta realidad que impide silenciar este sentimiento que derroca la razón, ahora que nada tiene sentido…



                     ¡Feliz fin de semana a tod@s!¡Besos a montones! :)


 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

domingo, 19 de octubre de 2014

Mi musa, mi pluma y tintero

                                   


   Apenas siento nada salvo un angustioso rugir de olas provenientes de un mar enfurecido que asola mi costa, donde el sol se esconde tras estas nubes negras confinadas en el horizonte a la espera que se desate una gran tormenta. Más me protejo entre arrecifes ahíto de frío ansiando que acabe lo que nunca debió de empezar…dado que no quiero padecer por más tiempo esta tortura que devasta mi ser…pues ando perdido en la vorágine del lamento ya que te fuiste sin más, adueñándote de todo cuanto tenía incluida mi musa, mi pluma y tintero...ahora nada poseo excepto un profundo malestar que traspasa mi alma, doblegándola a un injusto sufrimiento que emerge lento desde mi corazón visiblemente herido....



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.
 

Esperé...

                             


   Esperé, vanamente, a que vinieras a salvarme de este tormento que subyugó mi alma, ahora convertida en una triste sombra surgida de aquel recuerdo perdido en el tiempo, siendo éste enemigo del que padece así como el aliado perfecto para aquel que solo quiere olvidar, dado que nadie quiso rescatar aquello que se tuvo, y que se disipó por mera terquedad… 
  Aun cuando el amor permaneció silencioso tras el umbral de la esperanza ansiando poder entrar, ninguno le invitó a pasar… si acaso éste acabó pereciendo entre lágrimas de absoluta tristeza aderezadas con la  furia del propio dolor…pues rota la relación, por qué atravesar aquel camino empedrado que no conduce a ninguna parte, excepto a una oscura y profunda fosa a la que nunca debí de asomarme…



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.