martes, 5 de julio de 2016

Luces tediosas






                                
                                                    Fotografía de Gabriele Viertel 


  Luces tediosas que no iluminan el alma, sino que la nublan, suscitando que la opacidad arraigue inusitadamente, y no surja el afán de querer desatar este corazón desgastado, que se aferra, en vano, a una inflexible aura, la cual se mofa de mi sombra, llorosa e insegura como la llama de este amor, que no prospera ni permite que respiren los girasoles para que embriaguen aquella aurora inundada de desolaciones…y es que la nada perdura, y la esperanza se aleja retraída por este insólito azar, quien promete desmoronar mi aliento enmarcado por una apacible muerte, que va llegando con pasos apresurados... 

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.