jueves, 17 de diciembre de 2015

Flaquezas




                     
                
                                  


Tal vez el aire no palpite,
y solo derrame sobre mí
su frío aliento,
similar al de aquellas
flores aisladas
por un sol enredado,
que anuncia flaquezas
en virtud de quien espera
que anochezca
para que los muertos
despierten de la inconsciencia,
y puedan ver
cómo lo soñado no prospera,
cómo la hierba se transforma
en pétalos sedientos de palabras…
que no emergen,
sino que se convierten
en nevada para el alma delirada…

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

martes, 15 de diciembre de 2015

Cenizas mojadas



                                               


No moriré en vano,
ahora que en mi cabe
la noche y todas sus formas difusas,
trabadas en mis pupilas,
bañadas en melancolía,
quien me habla
con un lenguaje excelso,
empañado por voces intercaladas,
que traen respuestas
de aquel universo idealizado,
hoy abocado a una muerte templada,
transformada en memorias
engendradas por naufragios y cenizas mojadas.

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

El silencio y su rostro deformado




                                                


Asoma el silencio,
con su rostro deformado,
impredecible y osado,
esclavizando cielos disipados
que hacen perecer la mañana
sobre una mano inerte,
que nada declama
salvo pasiones muertas,
arrojadas a un sombrío agujero,
escarbado por el alma
de aquel pobre difunto,
que anhela ser agua
para apaciguar la sed,
que perturba su espíritu,
el cual yace prendido en el vacío
a la espera de ser resucitado
de su propia penumbra.

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Entre versos y sueños






                                            


  Ella no aspiraba ser
un himno radiante
encerrado en un tintero
anegado de silencio,
sino brillar como una estrella
en un jardín enamorado
adornado de deseo…
el mismo que la hizo delirar
ante la propia desesperación
de ver cómo el sol se escondía,
y de ella nacía la oscuridad
con su semblante
serio y desfigurado,
acechando al que agoniza
entre versos y sueños…
moldeados por el vaho,
que se ciñe
sobre el frágil corazón de las flores,
cuya esencia transita
entre pasiones postergadas,
que rugen desafiando a todo un océano
mudo y lejano…como lo es ella; la noche.

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Preludios




           
               
                     
                                   


Buscar en la oscuridad
figuras a las que adorar,
y solo encontrar abismos
 recogidos
por un viento escéptico,
que asfixia las palabras
para que no fluyan,
y solo surta
el eco de un dolor seco,
que acaba devorando el alma…
mientras la soledad ama al silencio,
en un súbito delirio,
que hace mudar los preludios
en irreverentes sombras,
que trenzan lamentos
entre oscuros naufragios…

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

jueves, 29 de octubre de 2015

La huida




                             



Llora la noche
sobre los cuerpos hambrientos
de un corro de niños
perdidos y asustados,
cuya inocencia dibujaba arcoíris
en un jardín amarillo,
impregnado de fragancias,
donde la alegría reinaba,
sin asfixiar las flores…
que hoy se profanan
con nubes de metralla…
sobre el alma
de los que han de escapar,
en contra de su voluntad,
 en busca de libertad…
en aguas universales
que destilan miedo…y esperanza…
a manos de instruidas sombras,
que juegan a socorrer al pobre decaído…
cansado y abandonado
en tierra de nadie.

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.