viernes, 5 de diciembre de 2014

Laberinto

                                               


   Siento cómo flaqueo ante esta adversa corriente que me atrapa, ferozmente, solo para arrojarme a los pies de un oscuro laberinto de emociones en el que mi alma se agita entre incesantes quejidos aderezados con ruegos, los cuales ensordecen el ánimo de quien lo intentó y nada recogió…excepto una escalofriante voz de silencio impregnada de olvido que ahuyenta cualquier atisbo de esperanza, hoy perdida tras aquel frío y solitario andén, en su día, recubierto de ilusiones que extasiaron mi ser…No obstante, nefasta estampa la que me queda, ahora que la pena se adueña de mi existencia, mientras la soledad habita este corazón deshecho de tanto dolor…



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.