sábado, 2 de agosto de 2014

Frío y lluvia

                           
                            


   Nos embarcamos en una repentina y loca aventura recubierta de deseo, la cual nos proporcionó una vida de ensueño que embriagó, por entero, nuestro corazón, puesto que nos dejamos embelesar por una espiral de emociones que nos impulsó a disfrutar de todo cuanto poseíamos, incluso de aquel presente rebosante de felicidad, sin pensar en un mañana que estaba aún por llegar. Entretanto no dudamos en entregarmos a una exquisita pasión que fluía, a raudales, por los poros de nuestra piel, dando por hecho que nuestro amor nunca moriría, sino que siempre permanecería vivo dentro de nuestro ser. Pero algo sucedió, suscitando que aquel arrollador entusiasmo diera paso a una nefasta frialdad, la cual esclavizó nuestros cuerpos, convirtiéndonos en dos completos extraños carentes de ilusión, mientras éramos arrastrados hacia un profundo remolino de desdicha, que asolaba nuestras almas sin más…
  Aun así, nos aferrarnos a la esperanza que las aguas vuelvan a su cauce, el sol brille en medio de un cielo despejado, reflejo de un ayer lejano, aparentemente perdido en la inmensidad del más terrible olvido, que ahora nos acompaña en estos días de frío y lluvia, los cuales nos incitan a reflexionar sobre nosotros mismos y lo que tuvimos tiempo atrás…



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

jueves, 31 de julio de 2014

Diversión

                                  
   No te imaginas lo que en mí suscitas, cada vez, que tus manos acarician mi cuerpo, incitándolo a sentir una profunda emoción que inunda mi corazón de un modo arrebatador. De hecho tu mirada es el espejo en el que me reflejo, en reiteradas ocasiones, mientras que tus labios son mi mayor reclamo, que saboreo embriagada por entero. Sabes cómo persuadirme para que crucemos esa línea que tanto nos gusta, donde la pasión nos aguada, plena y eufórica, atrapándonos insólitamente. No en vano las horas se detienen, transformándose en toda una velada rebosante de deseo a la que nos entregamos hasta quedar sin aliento…En cambio, cuando no estás, los días se convierten en noches de larga espera, en los que el silencio se manifiesta a modo de nefasto compañero y la soledad en eterna consejera. Ninguno de los dos logra aplacar este aciago sufrimiento que oprime mi ser, dado que la razón arremete contra mí, mostrándome una cama, vacía y fría, repleta de aflicción…pues sé que solo soy una mera diversión para tí. Aún así me dejo llevar, convencida que de mi te vas a enamorar, pero, lo cierto es, que ello nunca sucederá, sencillamente porque rehúyes jurarme amor eterno, el mismo que ansío escuchar muy a mi pesar... 


 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

martes, 29 de julio de 2014

Agonía

                             
   Me torturas en una lenta y dulce agonía ofreciéndome el más glorioso placer, el cual  no dudamos en saborear cegados por este repentino deseo, que fluye de nuestros cuerpos como una apasionada llama repleta de excitación, que quema nuestras entrañas, incitándonos a desnudarnos, con suma premura…tu mirada se clava en la mía en un incesante ruego, exento de palabras fruto de la apetencia que brota entre nosotros. De hecho nos devoramos a merced de una loca y arrebatadora necesidad, que fluye, ardientemente, recorriendo todo nuestro ser. Mis manos se funden en tu pelo, tirando de él...sonríes acariciando mi piel, logrando erizarla de un modo seductor, intensificando, así, este trepidante juego de dos que perdura en el tiempo…tomas de mis labios, lo que yo de tu perfecta fogosidad, la cual dulcifico con largos y profundos besos cargados de pasión, que tú transformas en toda una agitacion...
  Jadeos entremezclados con exaltados suspiros entrecortados …gotas de sudor que impregnan nuestros cuerpos en un creciente ardor....susurros de amor que alegran el corazón hasta la extenuación… fantasía hecha realidad repleta de felicidad que nos atrapa, y nos envuelve en un repentino embrujo al que nos rendimos, totalmente, saciados pero sin dejar de avivar esa candente llama que enamora nuestras almas…
                                         
                                      Dedicado a tod@s vosotr@s. :)  



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

domingo, 27 de julio de 2014

Ven...

                    


   Ven…
  ...tómame...juguemos a querernos de nuevo, desnudando nuestras ánimas, olvidándonos del mundo y de quienes somos, incluso de ese oscuro abismo que nos separa, y que nos arroja a padecer la furia del más aciago sufrimiento, fruto de aquel dolor que emerge imperioso, doblegándonos a su voluntad, sin contemplación alguna...
  Ven…
  …rodéame con tus cálidos brazos y acaríciame el alma con aquellas palabras de amor que tanto me extasían. Degusta el dulce sabor de mi exaltación, mientras nos fundimos como la lava de un volcán en plena fase de erupción. Siente cómo el tiempo se detiene y la noche se transforma en pura magia, plagada de estallidos de placer, aquél que nos fue arrebatado, por mera estupidez…escucha el fuerte latido de este loco corazón, embriagado por la emoción al sentir el suave roce de tu piel excitando la mía, mientras mis manos recorren, lentamente, tu cuerpo, avivando, a fuego lento, esta pasión que nos atrapa y moldea a su libre albedrío en cada suspiro… en cada ruego…en cada agitación, seduciéndonos de un modo arrebatador, pues sabes que tu boca es mi aliento… tu dedos mi tormento…tu dulzura mi elixir…tu apetencia mi liberación…no obstante, toma de mi lo que quieras, pero no permitas que esto acabe, justo ahora que estoy soñando despierta, deseándote más que nunca…     



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.