viernes, 11 de julio de 2014

Fruto prohibido

                                        
   Hui dejando atrás un amor fraguado entre las sombras de la propia incomprensión que hizo mella en mi corazón, dado que probé de aquel fruto prohibido el sabor más amargo, el cual acabó aturdiendo mi ser hasta el extremo de hacerme perder la razón, mientras mi alma se aferraba a una vana ilusión tristemente dormida en una esquina precintada por el más devastador silencio, el mismo que ahora me acompaña, con pasos fúnebres, en medio de un intenso dolor, quien me empuja a los brazos de un destino sombrío donde la soledad asoma optando por teñir, con absoluto sigilo, un amanecer impregnado de lamento y pesar, que no cesa por más que los trato de sortear… 
   Si acaso veo cómo el pesimismo más cruel desfila ante mí, luciendo sus peores galas solo para mostrarme tu recuerdo que mezo con lágrimas en los ojos, puesto que no negaré que te amé con locura a pesar del sufrimiento que ello conllevó, sobre todo, porque quise hacer de aquella manzana mi más apreciado manjar, pero fracasé, estrepitosamente, en el intento ya que te negaste a darme lo que tanto te pedí entre sentidos ruegos…

                                                   ***********

   ¡¡Holaaa!! ¿Cómo estáis? Espero que bien...después de este ligero receso, quiero comenzar dándoos las gracias por vuestros comentarios y continuas muestras de afecto. ¡¡Sois admirables!! Así pues, el post de hoy va dedicado a tod@s vosotro@s. ¡¡Feliz finde!! ¡¡Besos a montones!! :) 



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.