domingo, 19 de octubre de 2014

Mi musa, mi pluma y tintero

                                   


   Apenas siento nada salvo un angustioso rugir de olas provenientes de un mar enfurecido que asola mi costa, donde el sol se esconde tras estas nubes negras confinadas en el horizonte a la espera que se desate una gran tormenta. Más me protejo entre arrecifes ahíto de frío ansiando que acabe lo que nunca debió de empezar…dado que no quiero padecer por más tiempo esta tortura que devasta mi ser…pues ando perdido en la vorágine del lamento ya que te fuiste sin más, adueñándote de todo cuanto tenía incluida mi musa, mi pluma y tintero...ahora nada poseo excepto un profundo malestar que traspasa mi alma, doblegándola a un injusto sufrimiento que emerge lento desde mi corazón visiblemente herido....



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.