domingo, 23 de noviembre de 2014

Aciago sino



                                       


   Me castigas con tu indiferencia mientras me robas el poco aliento que poseo en medio de esta terrible inseguridad, la cual doblega mi voluntad a seguir queriéndote muy a mi pesar, pues continúo los designios de este aciago sino, mientras apareces de la nada para alimentar mi esperanza para poco después desaparecer llevándote contigo parte de mi ser. Divertido juego el que has ideado, dado que no hay reglas ni consideración, tan solo un vencedor y una vencida cuya alma yace perdida en un remolino de vientos y  tempestades…aderezados con un amargo sufrimiento que atraviesa mi corazón…Mas lucho para mantenerme en pie y no caer en este profundo abismo que brota ante mis ojos, hoy anegados por lágrimas de completa aflicción…

 
 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.