martes, 1 de abril de 2014

Rendición



                  
  Me colmas con hermosos halagos que inundan mi ser, al mismo tiempo que me regalas sensuales caricias de amor, que intensifican la magia del momento, la cual nos atrapa en una incontrolada fantasía repleta de pasión donde nos descubrimos con deliciosos roces de auténtica exaltación…
  Mi boca se esparce sobre la tuya buscando tu lengua, derribando, así, cualquier vestigio de timidez que valga, mientras me tomas entre dulces tragos de deseo, recubierto con fuertes dosis de apasionamiento que nos envuelve, haciendo que se desate una sorprendente tormenta de sensaciones, que va más allá de lo lícito, pues en tus brazos siento que muero estremeciéndome al compás de tus acometidas y con tus dedos resucito, mientras mi cuerpo se agita, una y otra vez, alrededor del tuyo…
   Nos encumbramos sometidos a una espiral de emociones, que nos enganchan en una sucesión de armónicos suspiros, los cuales delatan este febril entusiasmo que sentimos el uno por el otro… más jadeamos extasiados, profundamente entregados y rendidos ante tanto derroche de placer que nos atrapa solo para arrojarnos al más bello de los embelesos...




© Propiedad Intelectual. Todos los relatos, novelas y poesías que leéis están registrados. Charlotte Bennet. 

lunes, 31 de marzo de 2014

Amándote



                     
   Haz que mi corazón se acelere con cada beso tuyo mientras me desnudas con caricias desmedidas, impulsado por una frenética urgencia que va más allá de toda reserva, tus labios hacen estragos en mi ser el cual tiembla sometido al cálido roce de tu piel…nos rendimos dominados por un palpitante juego, donde ambos nos dejamos llevar por el más puro deleite, empujados por una arrolladora pasión que nos atrae, convirtiéndonos,desesperamente, en esclavos de nuestra propia necesidad…
  Nos devoramos con infinitas muestras de atrevimiento en la que nuestros cuerpos arden y se agitan al compás de ese deseo que fluye para arrastrarnos hacia ese torbellino de exaltación, que va in crescendo, llevándonos al borde de la locura…
  Nos estremecemos con cada roces íntimo que aviva nuestro ser,  el cual se desata mientras no dudo en corresponderte, bebiendo de tus labios y bailando al ritmo de tus incesantes gemidos y ruegos que emergen como un coro celestial de tu garganta...más me llenas y colmas con cada embestida que vas más allá de lo indebido…donde nos realzamos febrilmente para poco después desarmarnos en mil pedazos…



 © Propiedad Intelectual. Todos los relatos, novelas y poesías que leéis están registrados. Charlotte Bennet.