jueves, 15 de enero de 2015

Apatía





                      


   Me dejé seducir por aquel sutil verso recitado, forjado por un sueño en el que me sumergí, paulatinamente, ya que mi alma anhelaba sentir aquella armonía que envolvía la belleza resuelta de aquella estrofa dedicada al amor, el mismo que profesé yo cuando mi corazón se reveló contra mi ser solo para latir entusiasmado ante  un sentimiento que lo extasió por completo…mientras la pasión tejía, noche y día, un manto de deseo con el que me arropé sintiendo la tibieza de aquellos labios, hoy impasibles ante aquel ardor que nos endiosó, pues éste acabó por transformarnos en extrañas sombras atrapadas por la propia apatía… 



 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet