sábado, 30 de agosto de 2014

Magia

                           
                           
                      
  
     Cautivas mis sentidos a través de la magia de tu hermosa mirada; expresión callada de tu alma, pura y cristalina, envuelta en un torrente de pasión, dulce ambrosía con la que me sacio aplacando este creciente deseo que emerge, de nuevo, desde lo más profundo de mi ser, quien te venera y extraña…pues apenas puedo controlar esta febril necesidad que me atrapa y envuelve, arrebatándome la sensatez, cada vez que te evoco en mi delirio…Ya sea a plena luz del alba o a medianoche…truene o salga el sol…siempre busco una razón con la que dejar volar mi imaginación, haciendo que mi corazón surca valeroso estos mares en busca de tus brazos, cálido abrigo con el que me cubro, mientras imagino un universo contigo a mi lado…


 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

viernes, 29 de agosto de 2014

Pobre ingenua

                            
   Vuelves a desvanecerte sin tan siquiera haberme dado tiempo a deleitarme con tu ansiada llegada, hoy reducida a una simple huella impresa en el asfalto, señal inconfundible que has estado, y te has ido envuelto en una nube de sigilo que oprime este maltrecho pecho curtido de dolor, pues…¿qué te he hecho para que me mires sin mirarme, mientras me sometes a este terrible martirio donde tu amor se rebela contra mí? Si acaso me atas y desatas a tu antojo, bajo la influencia de este frío viento, augurio de tempestad que asola este corazón cansado de recoger lo que has dejado a tu paso, una inquietante desolación carente de salvación… 
  Pues muerta la pasión…ahogada la ilusión ¿qué queda ya? Sino el horrendo eco de mi lamento que se tiñe de pesar, solo por haber sido una pobre ingenua aferrada a la nada, y que yo convertí en un instante gratamente importante para mi alma apasionada, ahora perdida en un injusta cruzada de completa amargura que emerge de tus labios callados…  Más has de saber que el momento ha llegado. No voy a continuar esperando y desesperando por las esquinas a que vuelvas a aparecer, dado que ya lo hice, una y otra vez, siendo tú el vencedor de este extraña recreación donde nada parece tener sentido, ni tan siquiera mi propia existencia, hoy enmudecida ante tanta mentira…

  
© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

jueves, 28 de agosto de 2014

Corazón apasionado

                                                 
    Mi alma vaga ilusionada hacia esa espesa bruma que emana de aquel mar recubierto de sentimientos, que amenazan con atraparla como el cautivador canto de sirenas…no obstante la llamo para que vuelva a mi lado, y es en vano, no me escucha, sino que continua cegada su camino, alentada por los dictados de este corazón apasionado el cual la anima a que siga amándote hasta perder la sensatez… 
   De hecho no puedo evitar temblar aturdida al percatarme que mi voluntad ha quedado extasiada ante tu afán aventurero y soñador, del que me empapo avivando este ardor que quema mis entrañas, cada vez que me pierdo en la profundidad de tu mirada, espejo en el que me reflejo mientras mis labios callan, lo que mi ser quiere gritar a los cuatro vientos. Pero lucho por liberarme de este oscuro temor que intenta enmudecerme ante la posibilidad de sufrir una terrible decepción…pese a ello, me doblego a lo que siento por ti, pues no dudo en adentrarme, poco a poco, en estas cálidas aguas que riegan de esperanza esta locura teñida de pasión… 



© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Nada espero

                                      


  Nada espero de ti ya...ni tan siquiera escuchar el leve murmullo de tu voz, hoy extinguida tras un extraño silencio que resuena en mis oídos, mientras mi piel perece ante la tibieza de tus caricias desapasionadas, y al impávido roce de tus labios; veneno letal que adormece mi alma en medio de un inmenso dolor que no cesa, por más que lo intento acunar con estas lágrimas de amargura, perpetua locura que me lleva a padecer una horrible condena, seguida por una lenta agonía que asola mi ser...
   Y aún así continuas recreándote con este sufrimiento al que me has arrojado, despojándome de lo que poseía, excepto de mi conciencia, quien se agita y conmueve al frío compás de un pobre corazón cansado, en un tiempo enamorado, ahora vilmente utilizado y fragmentado ante tu sardónica sonrisa triunfante, que revela la poca compasión que sientes hacia mi…dado que me ves anclada en este inmenso mar muerto, exento de emociones y sentimientos, y no haces el vano intento de rescatarme, sino que dejas que me hunda, lentamente, en un profundo y oscuro tormento del que me es difícil escapar… 


 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.

domingo, 24 de agosto de 2014

Amante fugitivo

                                   
  Apenas percibo el sonido de tu voz que se debilita en este horrendo mar de desconcierto, cuyas gélidas aguas bañan de sufrimiento mi corazón, ya que difícilmente siento el roce de tus labios envueltos en desgana la cual te ha vencido, encumbrándote como el amante fugitivo que juega hábilmente con mis sentimientos y emociones, mientras escapas por aquel balcón repleto de lujuria al que me asomo para ver cómo te esfumas en la oscuridad. Entretanto tu existencia se asemeja al insalvable abismo de una vida curtida entre espejos de pedantería en el que te reflejas, sintiéndote dueño y señor de todo cuanto conquistas con tu innata zalamería…más te miro y me río de mi propio lamento, resultado indiscutible de una verdad a medias, que muere a ratos para transformarse en toda un engaño que yo asumo en silencio…Pues sé que saltas de lecho en lecho, mancillando el honor y la virtud de quienes por ti suspiran, y te añoran entre sábanas de lino y satén… Más ¡ay, triste de mi! Estúpido espectro que contempla la luna, esperando inutilmente a que vuelvas…a sabiendas que solo me queda el sentir de estas lágrimas que fluyen anegando mis ojos, y mi alma…

 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.