miércoles, 25 de marzo de 2015

Agónico ruego




                         
                


  Sentimientos postergados en la eternidad de un suspiro, pausado y tembloroso, que agota la expectativa de una agónico ruego destinado al viento, quien paciente escucha sin dar respuesta a tanta petición. Mientras aquella voz, cada vez asediada, se marchita entre sentidos empeños solo por querer recobrar aquella emoción que hacía palpitar aquel corazón, que ahora se revuelve angustiado al igual que aquel alma destronada…persuasivamente desterrada a un lóbrego jardín, recubierto de penas y soledades donde descansa el adiós más huraño…y del que no quiere oír hablar, a pesar de la insensibilidad con que aquel cariño la envuelve solo para reducirla a un penoso silencio repleto de consternación...   

 © Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.