miércoles, 24 de junio de 2015

Ahí






                              
                  

                                                     
Ahí…
donde el amor
emerge de las olas,
vibrará aquel suspiro,
curtido entre deseos,
concebidos por la mano
que los moldea,
entre hilvanadas horas
impregnadas de delirio…
pues emergerá
de las cenizas, el fuego,
y del dolor, el placer más extremo.
Renacerá del silencio
aquella hermosa sinfonía
creada por el viento.
Acudirá al alma
la brisa más pura,
que espantará la amargura
que la adormeció…
Saborearán los labios
el vértice de lo tangible,
   mientras los dedos recorrerán
 los contornos delicados,
   Danzarán las lenguas
al suave dulzor…
Se fusionarán los cielos,
agitando los cuerpos,
bañados en esperanza y ardor...

© Propiedad Intelectual. Charlotte Bennet.