lunes, 2 de abril de 2018

Origen







                                     

                                
                                       Imagen relacionada      


¡Oh, dulce corazón quebrado!
Tú que apelabas al reino de la esperanza
Recibes de este desabrido crepúsculo
Una corona de espigas.
Mas sonrío…
Recordando cuán rápido expiró la primavera
Sobre mi ferviente pecho,
 Y cuán indómito es este invierno
Que se instala acribillando mi sangre…
© Charlotte Bennet